¿Goteras en el tejado? Esta es la solución

¿Tienes goteras en el tejado? En este artículo te explico cuál es la solución.

Somos especialistas en reparación de goteras

Tfno. 642 568 539
(pregunta por MARIANO)

Goteras en el tejado

Goteras en el tejado

Las goteras en el tejado se producen por varias causas:

  • Tejas o materiales de cubierta dañados: Tejas rotas, agrietadas o desplazadas pueden permitir que el agua penetre en el tejado. Además, materiales de cubierta como la pizarra o las láminas metálicas pueden dañarse con el tiempo.
  • Juntas y sellados deteriorados: Las juntas y los sellados alrededor de chimeneas, tragaluces, antenas u otros elementos penetrantes en el tejado pueden desgastarse con el tiempo. Esto crea áreas vulnerables por donde el agua puede filtrarse.
  • Canalones obstruidos o dañados: Canalones y bajantes bloqueados por hojas, ramas u otros desechos pueden impedir el flujo normal del agua, lo que lleva a inundaciones en el tejado y posiblemente a goteras.
  • Deficiencias en la instalación: Errores en la instalación del tejado, como una colocación incorrecta de las tejas, sellados inadecuados o falta de impermeabilización, pueden permitir la entrada de agua.
  • Problemas en las áreas de unión: Las áreas donde se unen diferentes partes del tejado, como las intersecciones de las pendientes, son propensas a filtraciones si no se instalan o sellan correctamente.
  • Daños por tormentas o eventos climáticos extremos: Vientos fuertes, granizo u otros eventos climáticos extremos pueden dañar el tejado y causar goteras. Inspeccionar el tejado después de tales eventos es crucial.
  • Acumulación de nieve y hielo: La acumulación de nieve y hielo en el tejado puede crear presión y causar daños, como la elevación de las tejas o la formación de grietas.
  • Falta de ventilación: Una ventilación inadecuada en el ático puede conducir a la acumulación de humedad, creando condiciones propicias para el desarrollo de moho y hongos, así como para la filtración de agua.
  • Envejecimiento del tejado: Con el tiempo, los materiales del tejado pueden desgastarse debido a la exposición a los elementos, lo que aumenta el riesgo de goteras.
  • Problemas estructurales: Daños estructurales en el tejado debido a la deformación, asentamiento o vibraciones pueden comprometer la integridad del sistema y causar filtraciones.

La solución definitiva para las goteras

La solución a las goteras en el tejado implica primero identificar y la causa subyacente del problema y luego solucionar la gotera:

  • Identificación de la fuente de la gotera:
    • Examina cuidadosamente el tejado para determinar la ubicación exacta de la gotera.
    • Verifica las tejas, las juntas y otros elementos del tejado en busca de daños visibles.
  • Reparación temporal:
    • Si es posible, realiza reparaciones temporales para detener el flujo de agua de inmediato. Puedes usar materiales temporales como cinta adhesiva impermeable o selladores.
  • Inspección del ático:
    • Examina el ático para identificar cualquier signo de filtración de agua desde el interior. Observa la presencia de manchas de agua, moho o humedad.
  • Reemplazo de tejas dañadas:
    • Si encuentras tejas rotas, agrietadas o desplazadas, reemplázalas con nuevas para asegurar una protección adecuada contra las filtraciones.
  • Sellado de juntas y penetraciones:
    • Aplica sellador en las juntas alrededor de chimeneas, tragaluces, tuberías y otras áreas donde el tejado está penetrado. Asegúrate de que los sellados estén en buen estado.
  • Limpieza de canalones y bajantes:
    • Asegúrate de que los canalones y bajantes estén libres de obstrucciones como hojas, ramas u otros desechos. Una limpieza regular evita problemas de drenaje.
  • Reparación de daños estructurales:
    • Si hay daños estructurales en el tejado, como deformaciones o grietas, realiza las reparaciones necesarias para restaurar la integridad del sistema.
  • Impermeabilización:
    • Aplica productos impermeabilizantes en áreas propensas a goteras, como juntas y áreas con materiales porosos. Esto ayuda a prevenir la entrada de agua.
  • Mejora de la ventilación del ático:
    • Asegúrate de que el ático tenga una ventilación adecuada para evitar la acumulación de humedad, que puede contribuir a problemas de moho y goteras.
  • Consultar a profesionales:
    • Si las goteras persisten o si no puedes identificar y abordar la causa, es recomendable consultar a profesionales en reparación de goteras.